El furgón estaba a tres metros de profundidad y enterrado en un metro de lodo en Talcahuano.

A tres metros de profundidad y por cerca de dos horas trabajaron los dos buzos que apoyados con una grua, lograron ayer sacar del fondo del mar el furgón Toyota, modelo Voxy, el cual había caído al agua la tarde del miércoles en el sector la poza de Talcahuano.

“Primero fue identificar como estaba posicionado el vehículo en el fondo, ya que éste se encontraba a unos diez metros del borde costero. Luego teníamos que ver donde lo íbamos a fijar para levantarlo con la grúa, tuvimos que escarbar y hacer un hoyo para llegar a ese punto”, explicó Victor Camaño, de la Empresa Servicios Marítimos Cames Limitada, quien fue uno de los buzos que trabajó en las maniobras de rescate del vehículo, junto a Cristian Molina de la empresa PMS Chile Prestación de Servicios Marítimos y Trabajos submarinos.

Al ver el auto fuera del agua, su dueño, Mauricio Venegas, señalo, que me estaban cobrando dos millones de pesos para sacar el furgón, pero gracias a él (uno de los buzos) no me cobraron nada, estoy eternamente agradecido. Son cosas materiales, pero da pena ver como estaba y cómo quedó, sostuvo el propietario sobre su vehículo de trabajo, el cual había comprado hacía nueve meses.

El permiso para llevar a cabo la maniobra lo tenía que dar la armada, y el miércoles había sido rechazado por el frente de mal tiempo que golpeaba a la zona. “Por razones de seguridad el puente se encontraba cerrado por el temporal que nos afectó y se decidió autorizar las labores de rescate de éste vehículo que había caído al mar”, sostuvo el teniente primero Juan Pablo Sánchez de la Capitanía de Puerto de Talcahuano.

“Hoy (ayer) por las condiciones climáticas se autorizó la extracción del vehículo”, añadió el teniente de la Armada.